Quiza tocase hablar de religion...

Pero no! Aunque se puede hablar de la ridiculez de los fanatismos en general y que cada cual vea y sienta lo que le parezca.



Y lo que vemos aqui es un claro ejemplo de fanatismo! Personas defendiendo una camiseta que ni siquiera llevan puesta. Enfrentados por la absurdez de pensar que el equipo de futbol que siguen y adoran es mejor que el que ama su rival, y tratan su diferencia de opiniones a ostias consagradas.

Hemos hablado ya de la politica, de como nos alinea y enfrenta a quienes piensan o sienten de manera diferente. A quienes piensa que algo es bueno o malo sólo porque un lider al que creen superior dice que es bueno o malo, llamemosle Equis.

Nos enfrentamos con quienes deberiamos colaborar, o a quien los mas individualistas simplemente respetamos y punto, por su condicion de persona que piensa y siente, y nada mas que por eso. Sacamos las garras que la naturaleza no nos ha dado, apretamos los puños y plantamos nuestros ideales en la cara del rival, porque parece que asi podra ver cual es el grupo mas fuerte y quien es el animal mas retrasado de la manada.



Si, quiza deberiamos hablar de religion, pero vamos a empezar atacando los fanatismos mas debiles antes de desenmascarar el resto de grandes mentiras que nos condicionan y limitan Que nos CONTROLAN! Sin caer, como digo siempre, en una psicosis paranoide y conspiracionista que acaba afectando a los que piensan demasiado sobre la sociedad.

No es esto un alegato contra el espectaculo deportivo ni contra sus espectadores. Simplemente son personas viendo lideres en movimiento; admirando, envidiando y amando secretamente a individuos que practican un deporte desvirtuado por el dinero. No seamos simples, no critico a quien le gusta el futbol, sino a quien cae en la rivalidad irracional y se deja manipular por los grandes organismos que se benefician de tanta ignorancia popular. Es mas, ni siquiera critico a esas personas, sino al hecho de que una masa tan ingente de poblacion sea tan facilmente manipulable.

Y como incido en los enfrentamientos en el espectaculo y el negocio deportivo, destaco tambien por ejemplo las rivalidades en el mercado comercial de la musica o de la moda, no vayais a pensar que fomento la critica en lo que suponeis que me interesa desvirtuar, pero dejemos eso para mas adelante, para otro dia quiza.

El tema en cuestion que que muchas de esas personas que luchan ferozmente con el resto de descamisados, cuando vuelven a sus casas exigen a sus vastagos respeto y madurez. Por supuesto, es... no solo maduro, sino inteligentisimo, matarnos con otro fanatico descerebrado en nombre de una empresa para la que nuestra presencia en un campo atendiendo a su show, no es sinonimo de "orgullo y satisfaccion", sino mas ingresos con los que pagar la proxima letra de su chalet en Veteal-Karajo, un collar de perlas babilonicas diseñado por Chupatesta valorado en tres escuelas y dos hospitales, y por supuesto, ingresos con los que seguir pagandose el bono de temporada en los mas elegantes clubs de alterne Mi Madame Mima, donde tambien se puede jugar sin camiseta.

_